Allí donde no llegamos los profesionales.

Desde 2014 que fundé mi escuela ya a día de hoy somos como + de 130 profesionales trabajando en red.
Siempre formamos profesionales que promueven la crianza en brazos de una manera segura, donde en el decálogo de buenas prácticas con el que sinequanon no pueden trabajar en nombre de la escuela, se les dan a los alumnos aquellas recomendaciones, buenas prácticas, las cuales se deben asegurar de transmitir a los padres en el uso correcto y seguro de los portabebés.

No solo nuestra escuela, todas las escuelas de porteo promueven un porteo seguro.

Entre muchas recomendaciones se pueden destacar, no correr, ni ir en bicicleta, cómo agacharse debidamente, proteger al bebé de los elementos, no cocinar, cuidar de no darse con esquinas, bordes y salientes, no ir en el coche con el portabebé ya que no es SRI, Asegurarse de la colocación del portabebé y del uso en tiempos(edades), pesos y alturas, telas, composiciones, qué tipo de portabebés para diferentes bebés con diferentes necesidades, así como prematuridad,  o necesidades especiales, indicaciones para la persona que carga y demás tecnicismos que se conocen dentro de las formaciones y cosas que se tiene que tener en cuenta ya por sentido común también.

NO SE PUEDE LLEGAR A TODO.

Así como quien va al médico con una infección de oídos y se pauta un antibiótico de acuerdo con lo que el médico cree valorando situación actual, pruebas y tu historial etc… el paciente es el último que toma la decisión de tomar el medicamento prescrito así como seguir las instrucciones del profesional o no, no viene el médico a tu casa a taparte la nariz para que abras la boca e ingieras el medicamento, eso es tu RESPONSABILIDAD Y VOLUNTAD como paciente.

Desde la formación siempre decimos que ningún portabebé es seguro por si mismo, la seguridad la damos NOSOTROS. No se puede delegar la responsabilidad en el artilugio sino en el uso que hace la persona que lo utiliza.
Tampoco es seguro por si mismo un carrito, tampoco lo es un biberón o una cuna tampoco lo es un SRI sin una debida instalación.

A su vez, muchas tiendas y muchas personas sin la capacitación adecuada se aventuran a recomendar cualquier portabebés e incluso desconocen su uso, un self service.
También hay padres que compran sin asesorarse y hacen uso del producto siguiendo las instrucciones del fabricante, en las cuales muchas veces, no están especificadas muchas de las medidas de seguridad o promueven prácticas que no se aconsejan.

Cuando se hace una consulta de porteo de calidad, a la persona se le informa de la correcta utilización de uso, e incluso como añadido en calidad se le hace un seguimiento a posteriori a ver si los padres han comprendido y siguen las instrucciones sobre el uso del portabebé.

También hay bebés  que sufren las consecuencias de un mal uso de los carritos, también hay personas que hacen un mal uso de muchos tipos de artilugios para bebés , también hay bebés asfixiados en coches, también ocurren desgracias todos los días de las maneras menos oportunas.

Si una familia decide hace un uso indebido del producto, partiendo de un buen asesoramiento, el profesional NO tiene ningún tipo de culpa sobre el uso de ese producto.

Por qué este post?

Tal como va rodando la pobre que falleció en un parto en casa, que cada cierto tiempo vuelve a ponerse en circulación el post sobre la advertencia de los “PELIGROS”  de parir en casa en los que curiosamente no se habla de los “peligros” de partir en un hospital QUE LOS HAY, la pobrecita mía ya se ha fallecido cientos de veces…
También se generan este tipo de post virales apelando a los PELIGROS del uso de portabebés y demonizando tipos de crianza por mera desaprobación y molestia PERSONAL, creados desde una demagogia profunda escrita desde el más completo y TOTAL desconocimiento en la materia y haciendo mirar a la gente por el prisma que interesa en ese momento.

Y con esta frase me gustaría acabar ZAPATERO, A SUS ZAPATOS.

Buenas noches.

El llanto del recién nacido y el estrés

El acto de llorar genera un respuesta de estrés en los niños.
El llanto ha estado diseñado (durante estos millones de años de evolución ) para ser usado como signo de que algo no anda bien.

Puede ser de cualquier índole pero no por ello menos importante, hambre, frío, sueño, compañía, cercanía, dolor, molestia etc…

Es el desencadenante de la manera expresiva de una necesidad biológica no satisfecha, recuerdo que  la compañía es una necesidad al igual de importante que la alimentación y de ella parte la base de lo que es hoy el ser humano (Véase los monos de Harlow)

Cuando comienza el llanto se activan las diferentes zonas del cerebro encResultado de imagen para bebe llorandoargadas de la   “supervivencia del ser humano” es decir, el bebé esta poniendo en marcha su mecanismo de defensa para mantenerse con vida y para eso  incluye tener a sus padres o figura de apego cerca.

El estrés es una respuesta automática que genera el cuerpo para ponerse en modo “alerta” ya que mientras el bebé no sabe que hay un peligro real pero lo percibe así, para el, no estar al lado de sus cuidadores puede costarle la supervivencia, ya que somos absolutamente dependientes cuando nacemos y volviendo a la antropología humana, como especie vamos a hacer lo que sea por adaptarnos y sobrevivir (Siempre que las circunstancias nos lo permitan…)

Con lo cual, el bebé no sabe que está en un lugar resguardado y a salvo, el solo sabe que está solo, activa el llanto como alerta para avisar a sus cuidadores de que necesita esa cercanía no solo para asegurar su supervivencia, sino para sentirse tranquilo y estar no generando esas quemas de glucosas que se generan para poder poner en sobre aviso y generar una reacción en su cuidador.

Cuando un bebé se siente a salvo no le hace falta activar ningún mecanismo de defensa.

Con lo cual cada vez que un bebé se pone en situación de estrés está utilizando una valiosa energía en algo con lo que no contaba pero para lo que sí estaba preparado.

Esperan que se les va a proveer del lugar idóneo para crecer asemejándose útero  haciendo esta transición más lenta y adaptativa hasta mínimo la locomoción cuadrúpeda (Exterogestación)

Se pone en marcha todo este mecanismo para poder asegurar la supervivencia  pero también se desactivan otras zonas del cerebro para que se pueda centrar en simplemente seguir vivo

Aumenta la frecuencia cardíaca para que la glucosa llegue más rápido a todo tejidos.
Aumenta la quema de glucosa, se genera glucogénesis y glucólisis hepática ( creación o roturas de glucosa, para generar energía).
Acelera también la respiración para la oxigenación de los tejidos.
Y se desactivan otros mecanismos  porque el cuerpo sólo se centra en seguir vivo.

Por ejemplo:

Disminuye el flujo sanguíneo al tracto digestivo para concentrarse en llevar el máximo de sangre a los tejidos musculares.
Disminuye la actividad en el aéreas del aprendizaje.
Disminuye la actividad excretora y la actividad inmunológica
Se dice que el cortisol ( hormona generada ante la situación de estrés) que su principal función es aumentar los niveles de azúcares en sangre para la quema rápida allá donde se necesite.

La  exposición prolongada a muchos episodios de aumento de cortisol pueden dañar la células del hipocampo(estructura cerebral,  una de sus funciones es la memoria espacial) que provocan un aprendizaje dañado.

No  solo los signos de estrés se ven a través de llanto, de hecho a través de las lágrimas se expulsa una parte del cortisol generado, el  bebé también se protege también desconectando de la situación total o parcialmente o entrando en modo evitación.

Al final, evitar o menospreciar el llanto de un bebé o incluso cResultado de imagen para signos de hambre en el recien nacidoreer que es un acto manipulativo no tiene sentido, no es más que una expresión de algo que necesita el bebé, normalmente el bebé ha expresado de diferentes maneras su mal estar antes de romper a llorar, como por ejemplo con el hambre, el bebé se ha comunicado con nosotros de diferentes maneras antes de llegar al extremo de llorar.

 

 

Un bebé no tiene capacidad manipulativa, escuchar, atender y estar cerca de ellos es la manera en la que se comprenden mejor estos signos además de evitar todo lo anterior expuesto se trata de generar un crecimiento óptimo, seguro, desde el respeto, el cariño, el amor y la empatía.

 

 

 

 

 

Merecer o no merecer.

Amén del post del perdón y que debería estar estudiando mañana tengo examen pero aquí estoy………….. Vaya estudiante…

Hace mucho que saqué de mi diccionario el verbo merecer, es una palabra que tiene muchos matices… y además para mi solo son connotaciones negativas, aunque sea sobre cosas positivas, se puede ver la vida sin esperar merecimientos y algunas situaciones cambiarían totalmente de perspectiva…

Yo merezco: yo merezco ese trabajo, yo merezco más dinero, yo merezco estar con esa persona ,yo merezco más amigos…
Son algunos de los “merecimientos” que creemos que son nuestros en primera instancia y que solo hay una parte interviniente que somos NOSOTROS MISMOS  eso forma parte del ego-egocentrismo humano… Pero no, hay parte interviniente que es el entorno también.

Llevo usando esta frase últimamente y ya la he expuesto varias veces, la vida de cada uno es un conjunto de situaciones que componen una historia, esa historia tiene partes que ocurren de manera fortuita, esto es inevitable, y  prácticamente casi todo lo demás ocurre en base a las decisiones que tomamos.
Dependiendo de esas decisiones podemos más o menos entrever qué va a ocurrir, pongo un ejemplo:
Yo digo: MEREZCO TENER MÁS AMIGOS.
Y me quedo sentado en el salón de casa sin hacer nada, o puedo salir a conocer gente.
La probabilidad de salir y poder conocer gente es mucho más alta que la decisión de quedarte en casa, con lo cual, el merecimiento está atado a las decisiones que tomamos para cambiar esa situación y llegar a eso que nosotros anhelamos? Forma parte de un esfuerzo propio?
O el merecimiento forma parte de lo que creemos algo ya es nuestro por el simple hecho de quererlo, por creer que es una obligación poseerlo? (Hablo de situaciones no fortuitas, y ahora vendrá alguien a decirme que las cosas de la vida pasan por algo bla bla bla bla,  que nada es fortuito bla bla y que estamos destinados a… mierda en vinagre…. JA! el pensamiento “mágico pendejo” del que habla Odin Dupeyron)
Yo puedo creer merecer más amigos  o puedo cambiarlo por el querer,  y quedaría así: Yo quiero más amigos y en base a ello tener un plan de acción para conseguir aquello que buscas, querer algo implica acción, luego ya veremos si lo consigues o no que eso es otra batalla, merecer algo implica obligación.

El merecimiento como recompensa y el merecimiento como castigo
Suena duro verdad?
Cuántas veces he oído la frase y cuántas veces lo he pensado yo antes de ver la vida sin merecimientos:  ¡Se lo merecía!
Ahí entra cuando la gente hace juicios y pone etiquetas sobre la calidad de persona que eres y juzgan el merecimiento en base a su experiencia contigo, sus juicios propios, sus valores, su mochila…
Se puede atar aquí el perdón o el merecer una situación mala con la creencia propia de forma de justicia hacia esta persona…
No todo el mundo “merece” lo que le pasa! como he dicho antes hay cosas que son fortuitas  en la vida de uno y hay cosas que se dejan entrever dependiendo del conjunto de situaciones que han ido antecediendo del que tú tenías la llave para cambiar las cosas en cualquier momento pero tu decisión es esa concretamente.

Te lo mereces!
El conjunto de acciones que yo he realizado en diferentes aspectos que me llevan a donde estoy hoy, por ejemplo el  esfuerzo que he hecho en ámbito laboral, No creo que lo merezca es que yo me he esforzado mucho muchísimos a llegar a un punto en el que a mi me gusta estar y me siento bien, sin embargo es aplicable  en otros aspecto que se han dejado entrever la situación de hoy en base a las decisiones que he ido tomando, no lo merezco más o menos, es lo que he decidido y puede ser predecible o más probable hasta cierto punto.
Entiendo cuando la gente me dice en positivo te lo mereces! dentro hay una frase de : has currado! estás esforzándote, está dando de ti, y eso es precioso también.
Hay personas bellísimas que tienen las historias más tristes.

Merecer la pena, es una frase que me eriza el bello…
Qué es lo que merece sentir pena? Pasar por una situación penitente o de sumo disgusto quizá sobre algo prolongado en el tiempo para llegar a lograr algo?

Por ejemplo: quiero ponerme fuerte, eso requiere ir al gimnasio y hacer un gran esfuerzo para conseguir aquello y dices, bueno vale la pena… es un esfuerzo a disgusto para conseguir algo que quieres??? No se…

En fin delfin me voy a estudiar.

Filosofía de andar por casa ¿Perdonar?(II parte)

Nose…

Decía en el otro post que al perdón no puede llegar a menos que quede saldada la cantidad de justicia que tu quieras aplicar, dependiendo del dolor, molestia o wherever…  que te hayan hecho sentir, a no ser que quieras pasar por alto algunas cosas dependiendo del grado de importancia que tenga para ti la persona que comete la acción.
De aquello que escribí “Acción recibida ergo Respuesta en consecuencia”
Hoy lo cambiaría a :
Gasto de energía en recuperar tu estatus quo de bienestar interno vs Gasto de energía en generar una respuesta en consecuencia a lo que yo soslayo como “justo” (mi ojo por ojo maquillado del otro post)
Hoy no dudo lo tengo claro, se en qué emplear mi tiempo.

Hay cosas que son irrecuperables, hay cosas que no pueden volver atrás, hay cosas que rompen y ya no pueden ser cosidas, cuesta mucho coser desgarros, simplemente aprendes a vivir con ello.
Hay veces que es mejor intentar no entender todo y bailar bajo la lluvia.
Cuando las personas cogen el rol de herir ya esta todo hecho.

Si que es verdad que hay un par de frases en el otro post que si me gustan y sigo pensando:
Pedimos disculpas al pasar porque sabemos que esa acción va perturbar la estabilidad momentánea de esa persona que la puede incomodar ya sea física o psicológicamente”
“Cuando decimos “perdona” en diálogo es porque nuestra idea es totalmente contraria a la que esa exponiendo la otra persona y quizá la va a molestar o exaltar…”
Y esto por qué?
Porque sabemos que hemos hecho algo que ha provocado una situación de diferente índole , a cara también de la percepción o interpretación de cada uno como individuo con su propio bagaje o “mochila”, que ha perturbado la paz o la estabilidad emocional de la otra persona.

Entonces ,¿Qué es perdonar?

Es una habilidad  o estrategia par quedar en paz con uno mismo? con otro? para hacer tablas en una situación? todo junto?
Creo que hay tantas definiciones de perdón como personas  y cada una busca el camino que le es más rápido para llegar a una especie de pseudopaz interna que te permita vivir de la manera más placentera posible a nuestro fugaz paso por aquí, a nuestro cerebro le gusta la estabilidad ya que en una situación estable ahorramos energía y siempre va a intentar buscar los caminos pertinentes para llegar a ella, uno de los más recurrentes es stand by o el  “olvido”

Sigo pensando que nuestra educación y cultura siguen asentadas sobre una base teológica muy potente, donde se acude al perdón como salvación o como cura de todos los males, como restauración del estatus quo intantánea , como curación a la herida que han dejado en algún momento, como medio de restaurar una paz o como medio de dejar de invertir energía en una situación.
Como si tu mesa se queda coja para siempre si no perdonas, como si no volvieras a ser la misma persona cuando lo que te cambia realmente es el tránsito por el dolor.
Como si el perdón fuera la llave de la puerta que guarda San Pedro, más teología barata.

Cuando una persona pide perdón,  a quién se lo pide?, a la persona a la que ha herido desde el corazón de haberla visto sufrir o transitar por un dolor emocional o por una mala situación provocada por él? o se está pidiendo perdón a el mismo para restaurar su paz mediante una acción que puede ser aceptada por el otro e “invisibilizar” o quitar peso a aquello que ha hecho?

¿Realmente se consigue la sanación de tu alma, de tu herida, de tu dolor, perdonando? quedando en tablas? o no queriendo aplicar más energía a un enfrentamiento o enfado?
Hay personas con las que no se puede llegar a hacer tablas nunca.

A ojos de otra persona, eres más incompleta o tienes menos inteligencia emocional porque tu visión sobre el perdón o el mecanismo de recobrar tu bienestar es diferente al suyo.
Y es curioso, es muy fácil decir:
-Tienes que perdonar! (modo imperativo on)
Desde su bagaje y su sentir. Es fácil juzgar, es fácil lanzar un ataque aéreo poniendo en duda la paz que siente una persona que no quiere perdonar, que no quiere recuperar la situación anterior, que no quiere quedar en tablas con la otra persona, que se está protegiendo y no quiere volver a saber nada de ella.
Que yo creo que el tema de poner la otra mejilla como que no, no?

Al fin y al cabo dice el sordo que los que bailan están locos.
Y todos en alguna ocasión hemos sido sordos, ciegos, mudos…

Creo que la base del perdón que vas a pedir es ¡lo que te mueve a hacerlo! en tu interior.

Y él me dijo: -Perdóname por todo lo que te he hecho.
Y yo le contesté: Yo no creo en el perdón.

Resultado de imagen para sacapuntas y lapiz meme

 

Me recuerda mucho al caso del sacapuntas y el lápiz, a veces uno tiene que protegerse, a veces se trata de sobrevivir! Se sobrevive adaptándote al medio.

 

 
A veces se trata de hacer simplemente lo que sientes.
Creo que a quien te tienes que gustar es a ti mismo al final es con quien seguro vas a pasar el resto de tu vida.

 

Mamá qué es el amor?

Desde que tuve a mis hijas me planteo siempre cómo hablarles del tema de las relaciones sanas…
Me daba miedo dejarlas a merced de las violencias , de los machismos y de los micromachismos que sufrimos las mujeres día a día y que no supieran identificarlo, que no tomaran el control, que se aprovecharan de ellas, que no fueran capaces de cortar o de tomar las riendas cuando una situación no les gusta.

Pues estos días atrás (no sé exactamente porqué) mi hija mayor me preguntó:
– ¿Qué es el amor?
– Hay muuchas clases de amor, y para tí ¿Qué es o qué significa el amor?
-Bonito, que nos queremos a nosotros,  estar con los amigos, y cuando uno se da un golpe le abrazas, cuando Martín llora me gusta cogerlo…
-Entonces, calmar a alguien o hacerle compañía es para ti amor?
-Sí.

Esta definición es de ahora que tiene 7 años, variará con el paso del tiempo, igual que la mía que tengo unos cuantos más…

En ese mismo momento me di cuenta que da igual lo que yo les cuente sobre el amor, al fin y al cabo es una visión mía basada en mis vivencias y en experiencias, no puedo hacer que carguen con ellas a mis hijas, no puedo generar ese patrón de base.

He aprendido y sentido cosas maravillosas sobre el amor, y también he aprendido de mis errores y comportamientos, aprendo y aprenderé.
Eso no me lo ha dado nadie, no ha venido nadie a avisarme ni a decirme cómo hacer las cosas, más que nada porque entramos en el bucle de qué es lo correcto, para quién y porqué…
Y aunque hubiera venido alguien a decirme algo, sería algo válido para su propia vida pero para la mía quizá no aplicable por las circunstancias o porque sinceramente no me da la gana.
Tampoco no he podido leer en ningún lado qué voy a sentir, cuándo, dónde y cómo…
Eso me lo ha dado la exposición diaria a la vida con el riesgo que comporta exponerte en toda la rama de posibilidades que tiene mantener cualquier relación de cualquier tipo con alguien.
Y qué cara es justo mostrarles?
Pues al final ellas mismas se van a formar su propia definición de amor a base de sus experiencias propias, vividas obviamente desde su perspectiva y su personalidad , influenciaré, porque  una parte de la base de su infancia queda comprendida en lo que ven de mi y de su entorno más cercano.

¿Qué puedo hacer yo como madre?
Acompañarlas a construir esa base, dándoles el poder sobre su cuerpo, sobre su persona y sus decisiones.
Darse valor, como mujeres, a crear esa independencia en todos los sentidos.
Permitirse fallar, permitirse llorar, permitirse caer, permitirse reconstruirse desde cero, permitirse aprender o desaprender.
Ayudarlas a comprender que no hay amor dentro de la voluntad de otro si no de uno mismo.
Y por supuesto ayudarlas a detectar las desigualdades y violencias a las que nos someten día a día.

 

Filosofía de andar por casa, el perdón.

También el blog iba a ser una ayuda autoreflexiva,( me encantan las palabras con auto! me siento libre cuando digo algo con “auto” : D) al exteriorizar algo entiendo mejor el interior y pongo en orden lo que pienso, lo que opino y lo que deseo expresar, porque muchas veces me veo atropellada por mis propias premisas o deducciones, me gusta poner orden de vez en cuando…

No todo iba a ser sobre maternidad, tetas, porteo, enfados con la gente, con la sociedad y el universo colindante que es lo que me suele pasar, y como me dicen por aquí… eso te pasa por ser una adelantada a tu tiempo, primero que la gente te trata de loca, no te es más fácil ser conformista, pintarte las uñas, con encefalograma plano en la tele, y poco más? Cuando una tiene el cerebro a punto de ebullición como 28h de las 24h al día… eso sería para mi estar en coma….

Por poner mi mente en orden y entender mis sentimientos encontrados sobre que opino acerca del perdón, la disculpa o el arrepentimiento, y partiendo que estamos en una sociedad que “diviniza” el perdón y sabiendo “que gracias a dios soy atea”

En primera instancia hay que “desteologizar” el perdón, pero aunque sea atea, muchas de las bases de nuestra educación (que esta empezando a cambiar, bieeennnn) que nos ha ayudado a formar nuestro pensamiento propio, están asentadas sobre la religión, si si… es así…

-Miguelito! pídele perdón a Marta ahora mismo por tirarle el sacapunta de dos agujeros de metal en la cabeza.

y Miguelito con su media sonrisilla en la cara que dice TOOOOMAAA QUÉ PUNTERÍA!!, se aclara la voz y dice:

– Ejem… perdona Marta…

-Ala ya esta! arreglado!

-Pero…no es justo -dice la pobre niña con un chichón en la frente con el tamaño de un cuerno de alce

-Pero nada!, ya te ha pedido perdón.

Ninguna cantidad de disculpas o perdón soslaya la necesidad de consideraciones de justicia cuando son apropiadas.

Hay que aprender a separar entre el perdón, con propiciar una reconciliación y por lo tanto una relación que ya estaba preestablecida.

Las personas suspenden las hostilidades por todo tipo de razones que no tienen que ver con el perdón. Podrías dejarlas por un momento para tomar ventaja o para evadir una desventaja, o porque estás harto de la guerra y prefieres cierto estilo de vida. Nada de esto tiene que ver con el perdón.

En el caso super super sencillo que yo expongo, Marta espera una excusa, un tratado en el que se pacte que no va a volver a ocurrir, ahí empieza el sentido de lo que ella espera por “justicia” al igual que un chichón del mismo tamaño para Miguelito para equiparar el dolor causado por el dolor recibido, ella no tenía mas que una relación de compañeros clase sin ser de su circulo de amistades, no espera mas de un tratado. no retomar una amistad o un contacto que en ese momento no existe entre el gamberro de la clase y el grupito de “las listas”.

La escalera del perdón tiene infinitos peldaños desde crímenes contra la humanidad hasta para pasar por un sitio lleno de gente.

Pedimos disculpas al pasar porque sabemos que esa acción va perturbar la estabilidad momentánea de esa persona que la puede incomodar ya sea física o psicológicamente,

Cuando decimos “perdona” en diálogo es porque nuestra idea es totalmente contraria a la que esa exponiendo la otra persona y quizá la va a molestar o exaltar…

El filosofo Guillermo Hoyos dice que el perdón ( que se acerca bastante a lo que yo pienso)

-“Es una virtud moral, relacionada con la política y lo jurídico, pero no son lo mismo. Hay un perdón político, amnistía, indulto y figuras semejantes, que puede articularse en perdón legal, rebaja de penas. Mientras el perdón como virtud moral exige una actitud sincera de querer perdonar y de saber ser perdonado, la virtud política reconoce públicamente la culpa. Por qué motivos lo haga es asunto de cada quien. La sociedad civil debe reconocer la sinceridad de la promesa si se le apuesta a la reconciliación, modo de vida para un futuro inmediato. De acuerdo con esto, es posible negociar el sentido y los alcances del perdón legal.”

Por qué el perdón lo consideran una virtud? bajo qué condiciones es una virtud, qué significa perdonar, las condiciones que deben cumplir ambas partes y cómo es que el perdón difiere de otros conceptos que son parte de la misma familia de ideas y con las que es fácil confundirlo, por ejemplo, justificación, indulgencia, misericordia, disculpa, etc.

Pienso en el perdón en un contexto interpersonal, una respuesta moral de una víctima hacia alguien que le hizo daño, y conlleva problemas de ira y rencor, de reconocimiento y respeto, de pruebas que demuestren que una persona en realidad está cambiando su forma de ser y, por lo tanto, ganándose el perdón… además de una gran cantidad de ideales morales que pretenden que las personas mantengan ciertos estándares morales y que al cambiar vivan dentro de dichos estándares preestablecidos por uno mismo si quiere estar dentro de tu círculo.

Cuando tienes el sentido de lo que tu esperas por tu justicia, podrás perdonar, no todas las veces equiparas lo servido por lo comido , si no en un bienestar interno que te ayuda a decirte a ti mismo que tu justicia queda saldada, no demuestras que eres mejor persona perdonando, o por la otra parte el reconocimiento del daño y la asumir la carga del daño causado a nuestro ser en unos determinados momentos de nuestra vida, es directamente proporcional a cómo de lleno esté tu vaso de la justicia, ya sea penal, moral, ética o de cualquier clase, creo que la justificación logra atenuar el resentimiento y la ira. Si se requiere o no desechar la ira, es algo que cada uno tiene que descifrar lo que es apropiado con las necesidades de uno mismo.

Por eso hay cosas que no puedo perdonar, porque mi sentido de la justicia, moral, legal o ética, no han sido satisfechos.

“Inscribe los agravios en el polvo, las palabras de bien inscríbelas en el mármol.”

Benjamin Franklin”

“Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente.”
Jose ingenieros

“Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más.”
Oscar Wilde

Cuando las mujeres de tu alrededor se convierten en tu doula.

Bueno!!! Hacia meses que no me salía una sola palabra, entre otras muchas cosass y por razones muy muy variopintas ….

Hacía ya casi casi 2 años que quería escribir esto.

Dentro de unas semanas es el 2 cumpleaños de mi hija mediana Lucía a la cual parí en casa y nunca he redactado el parto.

Hoy hablo embarazada de nuevo de 27 semanas esperando ver al otro lado de la piel a un niño.

Todos los partos son diferentes y más cuando decides romper con todo y hacer aquello que quieres y que confías.

Para parir en casa no sólo has de enfrentarte a miedos internos que te infundan desde fuera, más los que traes impregnados en tu piel después de que nos hayan considerado parturientas y humanas inútiles…

Si no a las miradas y la desaprobación de más del 90% de personas que te rodean y se santiguan deseando que no mueras en el parto, aix la hippie loca… donde una muerte en casa pasa por tu culpa y serás recordada con la imprudencia cometida a ojos de un mundo ciego y enfermo, pero si falleces en un hospital eres mera estadística ese 1%, ese avión al que te montaste y se estrelló. no suele pasar… pero para qué te montaste ¿verdad?

con lo bien que se está en un hospital y que para eso pagamos, allí donde es una ruleta rusa literalmente, girando una pistola a toda velocidad deseando que ese profesional sanitario intervencionista y poco respetuoso no te toque, no te diga nada, te respete, no te coaccione, te trate como una adulta responsable y apta para tomar decisiones sobre su propio cuerpo y su hijo…

Deseando que el sitio donde te toque parir no provoque un rechazo incómodo lo más alejado de un lugar cálido y relajado lejos de la parafernalia hospitalaria, útil muchas veces, inútil y mal usado muchas otras…

Ese lugar en el cual vas a recibir a tu hijo, pasa una vez en tu vida, no vuelve, no se repite, se va, y te marca de por vida…

Yo, no quería eso, yo quería otra cosa para mi, para mi hija, para mi familia.

Cuando empieza la andadura de querer parir en casa lo primero que quieres es buscar aliados, el padre, la familia (que se llevan las manos a la cabeza), los amigos.

Quieres encontrar gente que te acompañe.

Hay un instinto que te dice quien te puede acompañar tu parto, aún no sabiendo como va a reaccionar o a comportarse,

Nunca busqué una doula, no quería que una persona extraña estuviera en mi parto, en mi casa, todo lo que quería era que me dejaran en paz, que no me hablaran que no me tocaran que escucharan, que me cuidaran de esa manera, eso es lo que yo elegí de manera voluntaria para mi parto.

Sin embargo me di cuenta que tenía una doula a mi lado. era mi hermana, mi hermana de sangre, estuvo, pero no estuvo, como esa matrona que hace calceta, como ese gato que vigila desde la prudencia, sin hablar, con las palabras adecuadas, ofreciendo y ofreciéndose ella y su cuerpo en los momento que tocaban, dejando fluir todo tal y como debía ser en el momento que debía ser.

Dejando espacio y estando disponible en cualquier momento, recibiendo contigo el nacimiento de me mi hija y su sobrina sangre de su sangre, donde se unieron unos lazos irrompibles para siempre y donde no solo en el parto si no en el post parto estuvo acompañándome y ayudándome a todos los niveles.

Volvería a  elegir a mi doula, volvería a elegir a mi hermana.

Os deseo a todos una doula igual, que no la esperas, pero que está ahí.